Historia de los Montcada

Wikis > Historia de los Montcada

Por Víctor Balaguer

Ninguna expedición contra moros, ninguna empresa grande tomaron a su cargo los condes de Barcelona, en que no contasen a algún Montcada entre sus más valientes y atrevidos capitanes. Esta noble familia, cuya gloria va enlazada a todas las glorias de aquellos tiempos figura por medio de dignos representantes e ilustres varones en la expedición de los catalanes a Andalucía a principios del Siglo XI, con la reconquista de Barcelona por el Conde Borrell, en la expedición a las Baleares llevada a cabo por el conde Ramón Berenguer III y en la toma de Lérida y en la de Fraga, efectuadas por el Conde Roamón Berenguer IV. En la conquista de Tortosa fue tanto lo que se señaló un Montcada, que el conde le dio en feudo la tercera parte de la ciudad por sus servicios, a éste mismo se debió principalmente la unión de Cataluña y Aragón, y mientras más tarde, un Montcada se enlazaba con una hija del rey de la Corona de Aragón, Pedro el Católico, otro tomaba por esposa a la vizcondesa del Bearn, emparentando así con dos razas de soberanos.

Dos Montcadas, yendo en la armada de Jaime, son los primeros en tomar tierra en Mallorca y los primeros en regar con su  sangre aquellos campos, abriendo paso con su muerte a las huestes del Conquistador, los Montcadas que han sido siempre senescales de Cataluña, pasan a ser también procuradores generales de Aragón, una hembra de su familia, Doña Constanza, se enlaza con el príncipe Alfonso, como más tarde otra, Doña Guillerma, se ha de enlazar con el príncipe Don Pedro, y como otra, Doña Elsenda, ha de ser, andando el tiempo, mujer de Jaime II, reina de Aragón, y muerto su esposo, fundadora y primera abadesa del monasterio de Pedralbes.

Un Montcada es grande Almirante de la Corona de Aragón en tiempo de Pedro IV, vence en Estepona a una armada de moros, socorre a los aragoneses y catalanes en Sicilia y es jefe  de la escuadra que marcha contra Mallorca y su rey Jaime; otro es condestable rel reino, y es en Sicilia el caballero defensor de la reina Doña María; otro es gobernador general de Cerdeña y Córcega primero, de Mallorca después y brilla lo mismo en el campo de batalla, donde es el primer héroe, que en los parlamentos, donde es el primer orador; otro toma parte en los bandos de Aragón antes del Parlamento de Caspe, y figura en la Asamblea de Mequinenza y Tortosa; otro libra a la reina Doña Blanca de Sicilia cercada en el castillo de Marqueto, socorre a la reina Doña Juana de Nápoles, se señala en la guerra de Córcega y pelea valerosísimamente en Nápoles con Sforza; otro conquista Argel; otro defiende a Puigcerdà; otro es el capitán de más fama del duque de Valentinois; otro deja fama eterna en Calabria, de cuyo país es gobernador, y por fin, otro Hugo de Montcada, al que llaman las crónicas el Neptuno catalán, es virrey de Sicilia, corre las costas de Berbería y se apodera de Trípoli.

Guarda el enlace permanente.