A llamarse éste, Cataluña…

En en privilegio de Carlomagno del año 792, concedido a la baronía de Centellas a Grotardo de Crahon, se tropieza por primera vez con el nombre de Cataluña ‘propter gravissima et importabilia pericula et onora qua nobiscum in obsidione et guerra terrra Ghothorum sive Cathalonia sustinuit’

La Marca Hispánica, es decir, límite de España y también Marca Gotia, límite de la tierra de los Godos, y de esto surgió Gotholaunia, que en la pronunciación vulgar no tardó en convertirse el Cathalonia.

Esta entrada fue publicada en Personas y leyendas de BCN. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.