Un poco de Historia (II)

Desde 1673, en Cataluña, debido a los excesos de la guerra, y por la falta de respeto por parte de Felipe V a las Constituciones y otras leyes de Cataluña y Aragón, el pretendiente austríaco tuvo muchos seguidores y fue reconocido rey en Cataluña y Valencia y en Aragón más tarde.

Proclamado rey de España en 1703, en Viena, con el nombre de Carlos III. Fue primero a Inglaterra desde donde llegó a Portugal con un ejército de 12.000 hombres entre británicos y holandeses. El 4 de marzo de 1704 desembarcó en Lisboa. En 1705, con una flota inglesa que se trasladó al Mediterráneo, sitió Barcelona y el 15 de noviembre conquistó la ciudad.

En la primavera de 1706, Felipe V atacó la ciudad pero fue rechazado. En este año Carlos III fue nombrado rey de España en Madrid. En 1707 tuvo que ceder Valencia y Aragón al perder en Almansa.

En 1710 Felipe V conquistó Zaragoza. Sólo le quedaba Cataluña. En 1711, José Francisco Carlos, hijo del emperador Leopoldo I de Austria y de su tercera mujer Eleonora Magdalena, habiendo heredado la corona de Austria se fue de Barcelona para ser coronado en Frankfurt, con el nombre de Carlos VI y al año siguiente como rey de Hungría pero sin renunciar a sus pretensiones sobre España.

Dejó a su mujer, Elisabeth Christine de Braunschweig Wolffenbüttel (1691-1750), en honor suyo, se hicieron a su llegada a Barcelona, unas grandes fiestas que se hicieron en el palacio de la Llotja. Las potencias aliadas, que temieron que se formara un poder semejante al de Carlos I de España, ante la acumulación de poder y reinados por Carlos III de España y VI de Austria y Hungría, lo fueron abandonando. En la Junta de 30 de junio de 1713, los catalanes manifestaron su fidelidad a Carlos III. Siendo derrotados el 11 de septiembre de 1714.

Esta entrada fue publicada en Historia o Textos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.