Bansky en Plaza de Sant Agustí Vell

Bansky en Plaza de Sant Agustí Vell

Ciutat Vella i el Raval, se llenan de pintadas y grafity habitualmente.

Algunos de ellos pueden llegar a hacerse famosos, como estas palomas pintadas en la fuente de la Plaza San Agustí Vell, entre las calles Tantarantana y Carders, que se atribuyen al famoso grafitero Bansky.

Es una fuente que tiene bastante historia, aunque no lo parezca, ya que es moderna.

La provisión de agua, en principio se hacía a través de pozos, que podían tener problemas. El principal es que en épocas de sequía se podían secar, cosa que pasaba asiduamente.

Y otro problema, el de propagación de epidemias por los purines y desechos de los propios animales y personas, que se podían llegar a filtrar a través del suelo.

Aunque en esa época no sabía que podía llegar a pasar. Fue un avance importante para la salubridad de la ciudad al utilizar agua corriente de Collcerola. La traían de Montcada i Reixac, a través de un canal que se llamaría Rec Comtal.

Se decidió hacer algunas fuentes públicas para la gente y sobre todo para los animales como los caballos.

Bansky en Plaza de Sant Agustí Vell

Ya habéis visto en otro post, las indicaciones ‘de carros y de caballos en el atasco en la ciudad’ para dar suministro de agua a los motores de la economía, los caballos que tiraban de carretas y traían viajeros en la ciudad.

Ya existía entonces, los primeros vestigios de turismo, como ahora lo entendemos.

Hoy en día serían los surtidores de gasolina, las gasolineras. Pero ahora se paga y antes era gratis. Pensad que tener provisión de agua en una ciudad era importantísimo y si es gratuita, imaginadlo.

Podías venir de los pueblos y otras ciudades a traer tus mercancías y tus caballos o mulas no se morirían de sed, cosa que en otras muchas ciudades no pasaba.

Este fue uno de los puntos importantes para el desarrollo y prosperidad de la ciudad.

Pues esta fuente, daba ese servicio, al estar muy bien situada, daba bebida a los animales, era un abrevadero.


Antes se llamaba Font Del Gat (Fuente del Gato), por que el surtidor del agua tenía forma de gato.

Ya habéis visto que hay ayuntamientos que tienen aciertos, pero también errores.

En 1996 el ayuntamiento de Pascual Maragall tuvo la desgracia de tirarlo todo al suelo para hacer viviendas sociales y una sucursal de La Caixa d’Estalvis, donde estaba la fuente.

Hubo muchas quejas vecinales y al final, el ayuntamiento tuvo que ceder e hizo una fuente con tres surtidores, para dar de beber al sediento turista y a los locales.

Se han perdido varios siglos de historia, en decisiones comerciales o políticas de difícil aceptación. Entre ellos el del convento de Sant Agustín por ejemplo, que da nombre a la plaza, que lo derribó Felipe V por haber sido una frente de resistencia en el barrio.

La leyenda urbana dice que fueron pintadas, las palomas, por Ernest Zacharevic, llamado Bansky. Y al funcionario del ayuntamiento que las borró, despedido por hacerlo.

Bansky en Plaza de Sant Agustí Vell

::Escucha la entrada en Podcast::

Esta entrada fue publicada en FOTOS de Barcelona, Historia. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.