Correfocs i Colles de Diables

Correfocs i Colles de Diables.
Festa Major de Gràcia 2019

Este año por motivos diversos, aún no había ido a las fiestas. Uno de los motivos principales es su masificación. Demasiada gente para todo.

Colas para andar por las calles, colas para poder entrar a las calles adornadas, y eso si vas en la dirección adecuada, como no lo sea, has de dar unas vueltas increíbles.

Las calles cortadas, no puedes acceder con vehículo. Has de ir en transporte público y si durante el día va mal, durante la noche ni te digo. Es horrible.

No me gustan los borrachos, ni la gente meando en la calle, aunque han puesto muchos garitos para ir al servicio. No os cuento el olor que hacen cuando te acercas a ellos. La verdad es que te tumban.

No me gustan, aunque lo comprendo, que muchas esquinas estén tomadas por la policía. Parece una zona de guerra.

Quieres hacer cualquier cosa y es gente, gente y más gente. Yo viví la época que las fiestas eran para la gente del barrio. Viví mis primeros 16 años en la calle Mayor. Viví la época en que nos reuníamos el grupito del cole e íbamos a las fiestas andando y nos hartábamos de bailar, por que se podía bailar. No como ahora que no cabes en la calle.

No habían autos de choques ni norias ni ninguna paradita, como mucho podías comprar tu manzana recubierta de azúcar rojo o tu algodón de azúcar. O tomarte tu magnífica horchata en la desaparecida Horchatería Fillol, en la calle Mayor o tu refresco sentado en el restaurante Monumental, en la calle.

La verdad es que hay muchos inconvenientes, pero por más de 40 años que he ido, no iba a dejar de ir, me picaba el gusanito.

He cambiado de táctica, he vuelto a los orígenes, cuando experimentaba con las formas y los colores en la fotografía digital, sobre todo muchos primeros planos y mucho color (pero ahí ya llegaré en otro post).

Así que he pasado bastante de las decoraciones y he ido directo a las iluminaciones. No he visto todas las calles, pero la iluminación que más me ha impresionado de todas ha sido la de la calle PERLA ( o las fotos más bonitas que me han salido). Un bravo por ella. No es de las favoritas.

Así que he ido de noche, que es cuando se puede fotografiar la iluminación, y el último día, que tradicionalmente, es cuando menos gente hay de noche.

No me ha gustado nada en absoluto, que la gente de Luís Antúnez y de la Plaza Rovira i Trias, apagaran las luces a eso de las 11 de la noche. Me ha sentado mal. Si quieren recoger que lo hagan al día siguiente, por la mañana, o más tarde y no tan pronto el último día.

También quería ver algo del Correfoc y de las Colles de Diables, así que os he puesto aquí un par de grabaciones, con el sonido original, para que veáis el estruendo que hacen (que es lo que hago en este post).

Y he aquí también el Dragón de Gracia.

Correfocs i Colles de Diables.
Festa Major de Gràcia 2019

Correfocs i Colles de Diables

Bueno, el año que viene, depende de los vientos que soplen, Dios dirá, si voy o no. A lo mejor aún descubro algo nuevo.

Esta entrada fue publicada en Opinión / Denuncia, Video y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.