Criminalizar el Turismo

Criminalizar el Turismo

Siempre he dicho que no hay que olvidar. Uno de los ejemplos más claros fue el del Fórum 2004. Pero hay más…

Las Olimpiadas del 92 fue una de las mejores cosas que le sucedieron a esta ciudad desde siempre. Pero también tuvo sus consecuencias que nadie quiere recordar ahora.

Con la euforia del evento se abrieron muchas empresas, era la ciudad de moda y se empezaron a hacer muchas cosas que antes ni se imaginaban que se pudieran hacer.

Fue un crecimiento brutal en muy pocos años, pero por desgracia llegaron los Juegos… y se acabaron… ¿y ahora que?

Jamás he visto la ciudad tan triste. Entre el 30-40 % de los negocios cerraron, el bar de mi amigo se fue a pique, mi empresa…

Euforia consumista por los Juegos que se acabó con ellos. Ibas por la calle y todo eran persianas cerradas que ponía ‘se traspasa’ o ‘se vende’.

Fue brutal para la ciudad. Nadie, absolutamente nadie se acuerda de eso. Tardamos en recuperar a la ciudad al menos 2 años.

Entonces fue cuando empezó a forjarse la idea de hacer de Barcelona un icono mundial y teníamos el motivo perfecto. El modernismo.

Poco a poco se ha conseguido. Ha habido mucha gente en la sombra que ha trabajado para eso.

Hay bastantes blogs muy buenos que tratan el tema de la ciudad. Haciendo una simple búsqueda lo podéis ver.

Sé que el mío es de referencia en fotografía y como blog por ejemplo en Estados Unidos. Tengo muchísima gente registrada ahí, incluso últimamente después de la medio apertura de China, tengo miles de visitas, que no registros de ahí.

Hemos trabajado silenciosamente durante al menos yo, 16 años para ayudar a esta ciudad y sentirme orgulloso de ella. Sin política, pasando absolutamente de ellos.

Te podrá gustar más o menos, pero decidme vosotros una web que no sea porno, sólo una que tenga el fondo fotográfico de la mía. Yo no conozco ninguna, quizás la NASA.

Cuidado con lo que se desea. Que a veces se cumple. Si desaparece el turismo de la ciudad, Barcelona se muere.

Un turista tiene tanto derecho como otra persona a que sea bonificado su trayecto, por que ellos han hecho de nuestra ciudad un icono mundial y si les devolvemos algo, aunque sólo sea unos euros bienvenido sea.

Ya sé que voy contracorriente, pero esto es mi forma de pensar. Expreso lo que siento y que hay que regular el turismo, sí. Pero que se mueva libremente.

Las tarjetas HOLA Barcelona, son abusivas, exageradas y muy caras.

Yo no quiero una Barcelona Discriminatoria, que empieza a serlo ya poco a poco. Discrimina al barcelonés y criminaliza al turista, mal para unos y mal para otros. Y lo que me es más raro… es en bien de la mayoría o del bien común…

y yo me pregunto… ¿en bien de quién?

Una sociedad que piensa es una sociedad viva. ¿Ellos quieren una sociedad muerta? Pensadlo.

Criminalizar el Turismo

Esta entrada fue publicada en Barceloneando. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.