Guiso Especial del Hostal del Pou

Guiso Especial del Hostal del Pou
El Hostal del Pou de la Figuera: El guiso especial.

En Barcelona hay una calle maldita, donde las haya. Hoy día está el inefable Forat de la Vergonya, (Agujero de la vergüenza), donde se han producido luchas vecinales y numerosos conflictos de intereses. (Ver reportajes fotográficos en la página.) Pues bien, todo esto no es nuevo.

En el siglo XIV ya existía esta calle. Había un pequeño callejón sin salida que ya no existe, por que derribaron el antiguo hostal y peluquería, y jamás volvieron a construir nada. La barbería la señalizaba un pequeño esqueleto de un niño, como era frecuente en la época, que al soplar el viento hacía un curioso ruido al rozar los huesos entre ellos. Al lado un hostal muy conocido por sus guisos únicos y muy sabrosos.

El barbero no tenía mucha clientela. La barbería era oscura y lóbrega. Sus clientes, no repetían nunca. Cuando se sentaban en la silla, el barbero les degollaba, de yugular a yugular, y mientras se estaba desangrando y muriendo los tiraba por una trampilla de detrás de la silla y caían a un sótano con una gran caldera y una mesa para descuartizar al infeliz. Al poco rato ya olía al rico guiso especial de la casa. La voz corría por la zona y al poco ya tenía a muchos comensales esperando su ración. Hasta que se agotara. Supongo que en esa época ya funcionaba el boca a oreja (y sobre todo si eran tan sabrosas como esas)

Las crónicas dicen, que un vagabundo, se resistió al afeitado y descubrió el pastel (de carne, si más no) y tiró sin querer al barbero por la trampilla. Mientras  éste también era cocinado, la policía alertada detuvo al hostelero, y la gente indignada destruyeron los dos locales.

No es la única ciudad que tiene esta historia, siendo la de Londres más conocida, y parece ser que las dos son contemporáneas.

::Escucha la entrada en Podcast::

Esta entrada fue publicada en Personas y leyendas de BCN, Podcast. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.